jueves, 2 de junio de 2011

LEONARD COHEN, PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LAS LETRAS



En un blog de LENGUA Y LITERATURA como el nuestro hay ciertas obligaciones que son insoslayables porque de lo contrario el blog perdería su carácter pedagógico y didáctico.  Alzar la voz contra el mal uso del lenguaje que todos hacemos en algún momento, ofrecer opiniones  autorizadas sobre cuestiones lingüísticas o literarias, o reflejar en sus páginas la actualidad  cultural no es un capricho sino una necesidad. Informar sobre los asuntos cotidianos del instituto que tienen una relación cercana con la lengua o con la literatura, sea la celebración de unas pruebas o la convocatoria o el fallo de un concurso, debe ser también responsabilidad de un blog. Ambas tareas significan la razón de su ser y de su  existir, junto con  a la de estar abierto a cuantas otras páginas web y blogs puedan ofrecer a nuestros alumnos información y formación sobre las materias propias del Departamento de LENGUA Y LITERATURA. Un blog no es muro cerrado al exterior sino un edificio lleno de ventanas abiertas de par en par al mundo, a la vida.

Un blog de LENGUA Y LITERATURA de un instituto como el nuestro no es ni debe ser nunca un blog personal, que solo se debe a la voluntad de sus autores, absolutamente libres de airear en él su talento, sus inquietudes  y sus obsesiones,  sus filias o sus fobias, de poner el grito en el cielo de la imaginación o en el suelo de la realidad, sin más limitaciones que su voluntad y su capricho. En un blog como el nuestro los colaboradores voluntariamente nos imponemos restricciones y límites y nunca perdemos de vista el destinatario -virtual  y real a un tiempo- al que nos dirigimos, que no es otro que el estudiante. Pero eso no significa dejar tampoco de lado preferencias o simpatías, tanto a la hora de expresar nuestras opiniones como a la hora de seleccionar los temas. Pretender otra cosa sería absurdo e inalcanzable. Incluso el blog de un instituto no es un artefacto objetivo y neutro, ni tiene por que serlo. Al menos eso pensamos nosotros.


Así de satisfechos estamos hoy después de saber que el Jurado del PREMIO "PRÍNCIPE DE ASTURIAS" ha concedido el PREMIO DE LAS LETRAS  al cantautor, novelista  y poeta canadiense LEONARD COHEN (Montreal, 1934). Quizá para la mayoría de los alumnos de este instituto -seguro que no para todos- este nombre resultará completamente desconocido. Pero LEONARD COHEN une a la condición de ser uno de los cantautores más conocidos e influyentes del mundo -autor de docenas de inolvidables canciones, a las que su voz grave y salmódica dota de una magia especial- la de ser un extraordinario poeta, dueño de unos registros personalísimos y originales en los que  mezcla tradición y modernidad al tratar de temas intemporales como el deseo y el amor,  la espiritualidad  o la experiencia contradictoria de la vida.

Además LEONARD COHEN -y quizá el premio recibido no sea ajeno a ello- es un poeta que ha establecido lazos fraternales con la poesía española y con algunos de nuestros grandes poetas como LORCA, del que siempre ha reconocido la influencia. Justamente hemos tomado como muestra del talento de LEONARD COHEN su versión, titulada "TAKE THIS WALTZ",  del "PEQUEÑO VALS VIENÉS" de "POETA EN NUEVA YORK" de FEDERICO GARCÍA LORCA.


!Va por LEONARD COHEN,  va por LORCA, va por TODOS!


5 comentarios:

  1. Yo si conozco a Leonard Cohen y me gusta mucho, aunque no tanto como a mi madre, que está loquita por él.

    ResponderEliminar
  2. Es que no hay poetas en España, o qué.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo nada de la letra en español.

    ResponderEliminar
  4. No es mi estilo, pero este tío me gusta. He oído más cosas de él y me gustan. Sobre lo del Cervantes no opino.

    ResponderEliminar