domingo, 17 de junio de 2012

ELOGIO DEL TRABAJO BIEN HECHO



Nuestra compañera Maite Pasero Montero ha escrito unas sentidas líneas en elogio del trabajo de Encarna Martín Vidales, profesora del Dpto. de Biología y Geología del IES "La Serna" y flamante Geológa Honorífica. Muchas veces los departamentos didácticos de los institutos viven de espaldas unos a otros, ignorantes con frecuencia de lo que hace cada uno no solo puertas adentro, sino incluso en las mismas aulas, como si se tratara de compartimentos estancos. Nunca debería ser así, tripulantes como somos todos de este gran barco de la Educación Pública  que tantos parecen empeñados echar a pique. Desde luego no queremos que sea así en esta ocasión memorable, por respeto a nuestra compañera Encarna, al enorme logro conseguido por ella y sus alumnos, y a esa misma educación Pública, "de todos para todos".

 Nuestra compañera en el acto de nombramiento 
de Geóloga Honorífica de la U.C.M.


"A veces, las grandes noticias se escriben con letra pequeña. Esto mismo es lo que ocurrió el día 13 de Junio en nuestro Centro. A eso de media mañana, y sin hacer ruido, nuestra compañera Encarna Martín-Vidales García de Yébenes recibía dos prestigiosos premios concedidos por la Facultad de Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid: el nombramiento de Geóloga Honorífica y la imposición de la Beca de dicha Facultad. El título, además, añade que dichas menciones le son concedidas por unanimidad de la Junta y por primera vez en los 52 años de historia de la Facultad. Así, pues, y como no podía ser menos, el Decano de Geológicas llegó al Instituto para condecorar a nuestra compañera, quien recibió la gran noticia casi al mismo tiempo que la Cadena Ser entrevistaba a la alumna ganadora de la III Olimpiada de Geología de España. La mayor parte de los compañeros nos enteramos más tarde: cuando vimos a Encarna con sus dos trofeos en las manos y la mirada brillante. Mientras tanto, cada uno atendía sus clases como si nada estuviera pasando intramuros. No obstante, para nuestra compañera el tiempo se paró: se le vinieron encima el recuerdo de unos padres que no podían compartir con ella la recompensa a tantos sacrificios pasados, la presencia de su familia cercana ajena también al triunfo, quizás la añoranza de alguna amistad. Tal vez hubiera sido oportuno que igualmente nosotros, sus compañeros, hubiéramos parado el reloj para agasajarla, no sólo por su éxito sino porque parte de él nos salpica a todos por contaminación semántica. Pero no fue así. 

En los tiempos que corren desperdiciamos una oportunidad única para clamar a los cuatro vientos que la Educación Pública tiene sus tesoros, aunque se guarden en la trastienda y no se cubran de oropel. Me imagino esta situación en otros escenarios: Encarna hubiera tenido flores que la adornaran, felicitaciones de las administraciones educativas y municipales, entrevista en la radio, quizás una pequeña reseña en algún periódico. Nada de eso ha tenido; tampoco lo necesita. Sabe que pertenecer a “lo público” implica el anonimato, la nominación numérica y, a veces, hasta la desconsideración hacia el trabajo bien hecho. Nos quejamos de que los políticos y la sociedad entera no valoran nuestro quehacer pero obviamos que buena parte de culpa la tenemos nosotros con ese complejo de inferioridad que nos caracteriza. De tanto que nos han hecho repetir que la Educación es vocacional, hemos olvidado que en primer término es profesional y, como profesionales que somos, deben y debemos tratarnos. Así, pues, querida Encarna, entrañable compañera: eres toda una profesional a la que se le ha reconocido, quienes y como lo tienen que reconocer, la valía de tu trabajo. Lo demás espero que también te llegue. Por ti y por la dignidad de nuestra profesión. De momento, vaya por delante la más cálida enhorabuena y el reconocimiento de quienes nos sentimos tremendamente orgullosos de tu triunfo."

Maite Pasero Montero

4 comentarios:

  1. Si, señor, trabajo bien hecho y bien reconocido.

    ResponderEliminar
  2. “De bien nacidos es ser agradecido” esto me enseñaron mis padres humildes trabajadores, amantes de la familia y de saberse rodear de buenos amigos.
    Eso mismo me toca, agradecer al Departamento de Lengua y Literatura del IES La Serna, y en especial a Maite Pasero y José Manuel Asensio, la entrada en el blog que me han dedicado.

    Recuerdo los veranos, bajo el emparrado del patio, bordando, junto a mi madre y hermana, mantelerías de Lagartera. Contando los hilos, cortando el deshilado y bordando con vivos colores hermosas cenefas. Paso a paso, poco a poco, con paciencia, para obtener un magnífico resultado. Después esas mantelerías, se venderían y, las disfrutarían otros.
    Ahora me ha tocado disfrutar de ese reconocimiento a mi trabajo, a la paciencia, a saber aprender de otros colegas, a los cuales estoy muy agradecida, su forma de trabajar y enseñar.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena desde aquí también a nuestra compañera Encarna, que nos hizo emocionarnos en un sencillo acto pero muy emotivo. Dimos cuenta de ello, una vez más en nuestra página del centro: http://jefaturaieslaserna.blogspot.com.es/2012/06/geologa-honorifica-en-el-ies-la-serna.html,
      cada vez más poblada de éxitos de alumnos y profesores que nos hacen sentir muy orgullosos de nuestra comunidad educativa.
      ¡¡felicidades a todos ellos!!

      Eliminar