jueves, 25 de noviembre de 2010

ANA MARÍA MATUTE, PREMIO CERVANTES 2010





ANA MARÍA MATUTE llevaba tantos años como firme candidata al máximo premio de las letras en castellano, que muchos pensábamos que ya lo había obtenido, al igual que en relación al Premio Nobel de Literatura  había ocurrido antes con el sempiterno aspirante Mario Vargas Llosa. Al final, la sorpresa tras conocer ambos premios no reside tanto en que los hayan logrado los galardonados como en que no los tuvieran ya desde hacía muchos años. Lo malo de estar siempre en el escaparate literario, donde todos pueden verte, es que al final acabas resultando invisible.

Pues bien, esa invisibilidad ha terminado también para ANA MARÍA MATUTE, verdadera matriarca de la literatura española, por edad -tiene ochenta y cinco años- y por méritos propios. Desde que en 1947 publicase su primera novela, "Los Abel", hasta este último año, en que han visto la luz sus "Cuentos completos", nuestra flamante Premio Cervantes ha publicado 15 novelas y 27 libros de cuentos y relatos: una obra abundante y variada, que siempre ha respondido a  la voluntad estética de la autora y no a las exigencias del mercado.

Si bien ANA MARÍA MATUTE comenzó escribiendo dentro de los moldes del realismo, su obra ha evolucionado hacia la fantasía y la magia. Sin duda la publicación de "Olvidado rey Gudú" marcó, después de un silencio de casi veinte años, un cambio tan notable que quien no haya conocido su obra anterior ni siquiera sospecharía una mínima vinculación con ella. Entre los mágicos personajes de la obra citada y los de otras obras anteriores de contenido mucho más realista no parece haber más relación que el haber brotado de la misma pluma.  Sin embargo, sí hay un hilo conductor de todos sus libros: la preocupación casi obsesiva por la infancia y la adolescencia, de quienes ofrece muchas veces una visión desencantada y pesimista, muchas veces turbulenta. De la infancia ha dicho la autora que "no es una etapa de la vida: es un mundo completo, autónomo, poético y también cruel, pero sin babosidades."

El Jurado del Premio Cervantes ha destacado en el Acta de la concesión que ANA MARÍA MATUTE "es una escritora realista con proyección a lo fantástico". Se puede o no estar de acuerdo con esta definición, y con el peso relativo que realidad y fantasía tienen en su obra, pero en lo que todo el mundo parece coincidir es en que la escritora nacida en Barcelona en 1925 posee "un mundo propio y un lenguaje propio". Sin duda ambas cosas le han hecho merecedora del Premio Cervantes y de la admiración de los lectores.

ANA MARÍA MATUTE es miembro de la Real Academia Española de la Lengua desde 1996.


En este enlace podéis obtener información sobre la vida y la obra de ANA MARÍA MATUTE.



En este otro podréis leer el cuento titulado "Los chicos", bastante representativo del estilo de la autora, mezcla inconfundible de realismo y lirismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario