lunes, 13 de diciembre de 2010

ENRIQUE MORENTE, GRANDE DEL FLAMENCO, HA MUERTO

Este blog no querría ser un blog de necrológicas ni de obituarios, más querría celebrar la vida en toda su plenitud que la muerte; más el presente,  siempre incierto pero abierto al futuro, que el pasado, ya cerrado sobre sí mismo. Pero cuando la muerte alcanza a hombres y mujeres eminentes, no por su poder político o económico, sino por talento creador, es decir aquel que da vida, hay que hacer un alto y rendirles homenaje. No hacerlo, significaría mirar hacia otra lado, el de la indiferencia y el silencio, es decir hacia el lado de la muerte. No queremos que MIGUEL HERNÁNDEZ o JOHN LENNON o ENRIQUE MORENTE, el cantaor granadino muerto hoy en Madrid, pasen sin pena ni gloria. No queremos, no nos da la real gana.

ENRIQUE MORENTE es  un  grande del flamenco, no de ahora sino de todos los tiempos. Uno que,  como de tantas cosas, tampoco sabe casi nada de flamenco, tiene que ceder la palabra a quienes sí saben de este arte antiguo y moderno a la vez, hecho de sufrimiento hondo y de alegría a flor de piel. Ellos destacan la  capacidad de ENRIQUE MORENTE para conciliar en su voz desgarrada el cante más purista y la renovación más valiente, la que ha sabido  fusionar el flamenco con otras músicas más actuales como el rock o el jazz. Por eso no sólo el mundo del flamenco está hoy de luto, sino la música toda, que no entiende de fronteras allí donde hay arte y verdad.

Para nosotros ENRIQUE MORENTE es sobre todo el cantaor que llevó su música a la literatura o dejó que ésta se acercase a ella y la recibió con los brazos abiertos: Miguel Hernández, nuestros clásicos del Siglo de Oro, García Lorca, Picasso..., todos encontraron en la sensibilidad estética de este cantaor  y en su prodigiosa voz una emocionada caja de resonancia. Precisamente a García Lorca recordaba hace unos meses ENRIQUE MORENTE en una entrevista:  "Él me llevó hacia la poesía y el arte. No me ha dejado y me ha ayudado muchísimo desde que lo conocí a través de un libro, Doña Rosita la soltera, que leí cuando era semianalfabeto. Había aprendido a leer con las novelas del Oeste. La fuerza de Federico es que podía atrapar a universitarios y a quienes apenas habíamos pisado las aulas".

En el siguiente vídeo podemos escuchar a ENRIQUE MORENTE, con Lagartija-Nick, interpretando "Ciudad sin sueño" de FEDERICO GARCÍA LORCA. Dicen que están muertos, pero ninguno  lo está: siguen muy vivos en nuestra memoria.

10 comentarios:

  1. Camarón y Morente,
    Morente y Camarón,
    están echando unos cantes
    a la diestra del Señor.
    En el cielo los gitanos
    cantan y bailan al son.

    ResponderEliminar
  2. Alguien que escribe con esta gracia y este sentimiento no debería quedar en el anonimato. Eso lo digo yo y lo dirían Camarón y Morente.

    ResponderEliminar
  3. He visto en la tele a Estrella Morente cantando a su padre muerto y se me ha puesto la carne de gallina.

    ResponderEliminar
  4. Sí, quita la respiración.Lo podéis ver en YouTube.

    ResponderEliminar
  5. Morente es uno de los ejemplos más claros de que la voluntad de superación, una ilimitada capacidad de aprendizaje y, por supuesto, un enorme talento, pueden llevar a una persona nacida en un medio humilde y desfavorecido a las cumbres de la música y del arte, y todo eso sin renunciar ni a sus orígenes ni a su cultura.

    ResponderEliminar
  6. No se si es el más grande o no, pero sin Enrique Morente no se entiende el flamenco de ahora

    ResponderEliminar
  7. La familia de ENRIQUE MORENTE ha abierto una página web http://familiamorente.com/ donde pueden dejarse condolencias y comentarios.

    ResponderEliminar
  8. admirador incondicional de Enrique Morente y padre de una alumna del instituto20 de diciembre de 2010, 20:05

    Acabo de leer en el periódico Público unas palabras de la cantante Martirio sobre Enrique Morente y las copio para que se sepa la persona que era:

    Para mí, era una persona magnífica, entrañable, cariñosa, generosa, humilde, de una sencillez apabullante. Y muy listo. Unos ojos ¡buf! Te miraba y te calaba. Nunca lo escuché hablar mal de nadie, a lo mejor levantaba una ceja. Y le daba mucho cuartel a la gente joven, se interesaba por ellos, les daba ánimos. No tenía nada de divo. Era una persona con mucha guasa, con mucha ironía. Y un gran sentido del amor: ha amado muchísimo la música, a sus músicos, a su familia.

    Casi nada. Y esa gente se muere con tanto............ como hay suelto.

    ResponderEliminar
  9. Al anónimo comentarista que está haciendo comentarios racistas contra los gitanos desde hace dos días le debe quedar bien claro que NO VA A PODER PUBLICARLOS EN ESTE BLOG PORQUE HAY UN CONTROL PERMANENTE PARA IMPEDIRLOS. Sería recomendable que emplease esa energía mal dirigida en hacer comentarios de otro tipo: nos enriquecería a todos y se enriquecería a sí mismo como persona. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  10. Ojalá hubiera en los foros de internet ese control, están llenos de comentarios machistas y racistas. Por ahí anda mucho loco suelto.

    ResponderEliminar