sábado, 23 de abril de 2011

23 DE ABRIL: DIA DEL LIBRO


Por una coincidencia,  feliz y afortunada para la Literatura y trágica y desgraciada para ellos, dos grandes genios de la literatura universal, el inglés William Shakespeare y el español Miguel de Cervantes, murieron el mismo día* del ya lejano año de 1616. Era un 23 de abril y ni en sus últimos momentos en esta vida los padres literarios de Hanlet y de don  Quijote llegarían a intuir que cientos de años más tarde, en 1995, la UNESCO iba a proponer esa fecha como "DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO Y DE LOS DERECHOS DE AUTOR". Como nuestros buenos William y Miguel llevaron, más mal que bien, una vida bastante aperreada, hubieran sin duda tomado como una cruel broma del destino esa decisión. Nosotros pensamos que es una merecida forma de justicia literaria.

Pero así fue y hoy, un año más, celebramos ese día, aunque este año, por causa de las benditas vacaciones, nos ha sorprendido a todos lejos de las aulas, de lo que no nos quejamos en absoluto porque a nadie le amarga un dulce, etc. etc.

Pese a todo, hemos querido hacer un alto en el bien ganado descanso para acordarnos de esta fecha y para colgar en este blog un HOMENAJE AL LIBRO que teniamos preparado y que nos ha costado -todo hay que decirlo- un incómodo y desazonador  entumecimiento en las posaderas. Encontraréis en él algunos encendidos elogios del libro, algunas sesudas reflexiones sobre la crisis que atraviesa, muchas citas de insignes personalidades,  además de otras cosas que sería aburrido enumerar ahora y que solo veréis si abrís la revista ISSUU que os presentamos. Esa es vuestra parte del negocio y nosotros os animamos a que la llevéis a cabo. Creemos sinceramente que merece la pena.

En nuestro país los homenajes se destinan a los muertos o a los que están a punto de ingresar en ese poco selecto club, pero este homenaje va dedicado a  alguien -para nosotros un libro no es "algo"- que goza todavía de mucha salud, pese a los agoreros que claman cada día por sus supuestos incurables males, y a los enterradores que llevan años cavando su sepultura. Otra cosa son los derechos de autor -recordad que también celebran su día-, que no pasan por su mejor momento y que todavía han de ver, para suerte de unos y desgracia de otros,  días peores.

Por lo demás, y para poner punto final a esta entrada, el mejor homenaje que se puede hacer a los libros es leerlos, conscientes de que no son buenos o malos por la época en que fueron escritos, sea en la Grecia clásica o en la España de ahora mismo, ni por su precio elevado o barato, ni por su lujosa o pobre encuadernación, ni siquiera por el renombre o el desconocimiento de su autor. Un libro siempre es una ventana abierta al mundo y a la vida: puede dar a un lugar oscuro o luminoso, a la felicidad o a la desgracia,  a la belleza sublime o a la fealdad extrema, a la libertad o a la tiranía. No siempre es verdad que los libros nos hacen libres, porque algunos han sido escritos para esclavizar a quienes los leen a poderes ominosos o a  pensamientos totalitarios. Como decía el bueno de Petrarca: “Los libros enseñan a vivir y a morir. Los libros llevaron a algunos a la sabiduría y a otros a la locura". **Saber distinguir unos libros de otros -como bien lo probó don Quijote, para su mal- no siempre es tarea fácil y además quizá no puede aprenderse solamente en los libros.


*En realidad Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano, vigente en Inglaterra en aquella época, que se correspondía con el 3 de mayo del calendario gregoriano vigente en España. Inglaterra y España en aquellos tiempos no se ponían de acuerdo ni en el calendario. Por si fuera poco, Cervantes tampoco murió el 23 de abril, sino un día antes. En fin: un buen lío.
 **En el "Homenaje al libro" podréis leer muchas citas sobre los libros y la lectura, con las que no siempre estaréis de acuerdo, pero el valor de las citas no reside en provocar adhesiones o rechazos, sino en incitar a la reflexión. Sin olvidar que, como dijo Cicerón, "Ninguna cosa que se pueda decir es tan absurda que algún filósofo no la haya dicho anteriormente." Como veis, las citas dan lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que tienen.

14 comentarios:

  1. Quiero felicitaros por este trabajo, uno de los más completos sin duda en este terreno.

    ResponderEliminar
  2. Profesora de Literatura24 de abril de 2011, 11:03

    Yo pensé en hacer algo parecido, pero la verdad es que me asustó el tiempo que debía dedicar. Ahora lo veo hecho, en gran medida como lo había pensado. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Enamorada de los libros24 de abril de 2011, 15:43

    Algunos artículos son realmente buenos y verlos reunidos facilita mucho las cosas.

    ResponderEliminar
  4. Enamorada de las citas24 de abril de 2011, 17:35

    He leído (creo) todas las citas y no he encontrado esta de Ralph W. Emerson, que me parece que pone el dedo en la llaga: "'Tis the good reader that makes the good book". "El buen lector es el que convierte en bueno a un libro". Esa es la clave.

    ResponderEliminar
  5. No entiendo eso del calendario juliano y del gregoriano.

    ResponderEliminar
  6. Luis Seara, Barcelona25 de abril de 2011, 20:17

    Excelente compilación de materiales para un excelente propósito. Les felicito.

    ResponderEliminar
  7. Aquí hay materia para un mes o dos por lo menos.

    ResponderEliminar
  8. Se supone que hay un HOMENAJE AL LIBRO pero no se puede ver en el ordenador. ¿Es un problema del blog o mío?

    ResponderEliminar
  9. Fernando Godina, profesor26 de abril de 2011, 18:16

    !CHAPÓ! Quizá más útil para profesores que para alumnos, pero en todo caso un trabajo encomiable.

    ResponderEliminar
  10. Ni mil homenajes como este conseguirán que la mayoría de los niños y adolescentes lean, y cuando lo hacen es por obligación. Es lo que hay.

    ResponderEliminar
  11. Lo de los calendarios se puede buscar en Internet y es fácil de entender.

    ResponderEliminar
  12. Las citas están bien y también algunos textos del final, lo demás es bastante rollo.

    ResponderEliminar
  13. No creo que se haya escrito nunca algo tan inteligente sobre los libros como lo que se dice en este poema del alemán Hermann Hesse

    Todos los libros del mundo
    no te dan felicidad
    pero te conducen en secreto
    hacia ti mismo.
    Allí encuentras todo lo que necesitas,
    el sol, las estrellas y la luna
    pues la luz que tú buscas
    habita en ti mismo.
    La sabiduría que buscaste
    en las librerías
    reluce en cada página…
    Y ahora es tuya.

    Herman Hesse

    ResponderEliminar
  14. Efectivamente, los libros no siempre nos hacen libres, muchos pretenden manipularnos. En realidad un libro no es bueno o malo por ser un libro, sino por el uso que se haga de él. Tampoco la gasolina es buena o mala por sí misma, puede servir para hacer andar un coche o para quemar una casa. En esto hay mucho papanatismo.

    ResponderEliminar