domingo, 22 de febrero de 2009

EL ESPAÑOL EN EL MUNDO





Muchos no lo saben, y otros lo saben, o lo suponen,  pero no le dan su justa importancia: el bien, el producto, la materia prima, el activo económico, la exportación más importante de España no son los coches ni el aceite de oliva, ni el jamón, ni la ropa de Zara, ni siquiera el fútbol., sino la lengua española, el español, así como suena.  
Claro, se añadirá a continuación, el español no es un bien, un producto, una exportación exclusivamente española. De hecho solo el diez por ciento de los hablantes de español en el mundo son españoles, el resto, la inmensa mayoría, son hablantes hispanoamericanos y se distribuyen muy desigualmente por las dieciocho repúblicas de ese inmenso continente. 


Pero tan perjudicial es para nuestra lengua el complejo de inferioridad como la vanagloria excesiva. Nuestra lengua, por más que sea la más estudiada con diferencia en todos los niveles educativos en EEUU, todavía no tiene allí la consideración de lengua de cultura que tienen el francés o el alemán, quizá debido a que nuestra industria cultural no está a la altura de sus competidoras


No hay comentarios:

Publicar un comentario